Las aplicaciones para la salud: Cómo cuidarse con la tecnología

Actualmente, la tecnología afecta casi cada apartado de nuestras vidas. Desde luego, la salud no se queda atrás. Ahora esto se hace más evidente que nunca con la aparición de nuevas aplicaciones para nuestra salud.

Las ventajas de utilizar la tecnología en la salud

Sin duda, esto supone buenas noticias para todas aquellas personas ya acostumbradas a la automedición. Tienen cuatro argumentos principales que explican su gran entusiasmo al respecto:

En primer lugar, estas aplicaciones para la salud permiten un  monitoreo más regular de su condición: saber su ritmo cardíaco, por ejemplo. Ya no existe ese problema de esperar a la cita trimestral o semestre con su médico, la información está disponible de inmediato. Tenga en cuenta que estos dispositivos no sustituyen en ningún caso una visita al médico, sólo es capaz de entregar cierta información sobre su condición y estado de salud.

El segundo argumento es que el hecho de medirnos constantemente cuando queramos nos permite “prevenir antes que curar“. Este siempre ha sido un dicho muy popular, ¿no es así?

Otra de las ventajas de estos dispositivos que se conectan a Internet es que son capaces de archivar y realizar análisis de datos durante largos períodos de tiempo. Por ejemplo, puede conectar su báscula a su smartphone y llevar un control de los cambios de peso a lo largo del tiempo de manera gráfica. También es posible hacer comparaciones, añadiendo, en el mismo gráfico, el cambio de su sueño en mismo período. Esto nos permite extraer conclusiones muy valiosas sobre nuestro estado de salud.

Por último, estos dispositivos permiten establecer nuevas resoluciones u objetivos y – sobre todo – le ayuda a cumplirlo.  ¿Quizá se ha determinado a hacer diez mil pasos al día tal y como le recomendó su médico? Gracias a su aplicación favorita, se puede llevar el control y comprobarlo con un solo clic. ¡Es fantástico!

Aplicaciones de salud: Cómo encontrar la aplicación que más le convenga

Desde cualquier móvil inteligente, puede controlar casi cualquier aspecto de su salud. Solo tiene que encontrar esa aplicación de salud que estás buscando. Ahora, es más fácil que nunca cuidarse desde el movil con estas apps. Veamos qué podemos encontrar en el campo de las aplicaciones, pero tiene una selección de las mejores apps de salud en el enlace anterior.

Aplicaciones para actividades deportivas

Para los atletas o deportistas, es muy importante monitorizar su actividad y su rendimiento. Existen trackers para todo tipo de actividad, pero veamos algunos de los más famosos a la hora de practicar running:

  • Moves

Esta aplicación mide el número total de pasos del día o el tiempo dedicado a cada una de sus principales actividades de la jornada (trabajo, caminar, ciclismo …). Con su sistema de geolocalización y también indica el tiempo empleado en cada uno de sus lugares favoritos.

  • Runtastic

Ideal para los amantes de correr, su móvil utilizará el GPS para medir sus carreras y el mapa de la ruta realizada. También puede consultar la velocidad media, el ritmo cardíaco, sus circuitos y el historial de su actividad.

  • Zombies, Run!

¿Y si la carrera se pudiera convertir en un juego? Para motivarle, esta aplicación le convierte en un héroe dentro de una obra apocalíptica. Perseguido por zombies (¡de ficción, por supuesto!), debe seguir las instrucciones que aparecen en pantalla y que se dan a través de sus auriculares para escapar y salvar a otros supervivientes.

Aplicaciones para controlar tu dieta

Si tiene una báscula que le permite conectarla a Internet, puede ser una herramienta valiosa para vigilar su la línea. Cada vez que se pesa, el peso se archiva y se envía a su teléfono inteligente o su ordenador. Las curvas se generan automáticamente y se traza la evolución de sus kilos en los últimos días. La báscula conectada Withings WS 30 – uno de los modelos más populares – también envía notificaciones para recordarle su peso. Además, se puede conectar a una aplicación móvil donde se puede indicar un objetivo de pérdida de peso. La aplicación le propondrá planes de dieta y rutinas de ejercicios para poder llegar a ese objetivo.

Las aplicaciones móviles de seguimiento de sus Seguir leyendo

Cómo entrenar para perder la grasa que te sobra

Se trata de una pregunta que me realizan a diario por redes sociales, por lo que es la cuestión que hoy vamos a debatir. Antes de comenzar a entrenar mi recomendación es que realices una prueba de esfuerzo y una analítica de sangre para garantizar que todo está bien para poder empezar a entrenar sin poner en riesgo la salud.

¿Cuál es el mejor entrenamiento para perder grasa corporal?

Lo primero que hay que dejar claro es que para perder grasa corporal hay que estar en déficit energético, es decir, que las calorías ingeridas sean inferiores a las que gastamos en nuestro día a día. Dichas calorías deben provenir de alimentos saludables. ¿Por qué digo esto? Porque muchas personas confunden quemar grasa durante el ejercicio con la pérdida de grasa total que ocurre en el día. Así pues, el primer punto que debes tener en cuenta es que debemos cuidar siempre nuestra alimentación si queremos perder peso. Otro consejo que te puede ir muy bien en este sentido, es el uso de quemadores de grasa. Desde aquí, solo recomendamos quemadores de grasa naturales, como los que puedes ver en www.topquemadoresdegrasa.com/naturales, pues contienen ingredientes naturales y no tienen efectos secundarios. Estos quemagrasas te ayudarán a potenciar la quema de grasas activando el metabolismo.

Son cosas diferentes y te lo voy a explicar de manera sencilla. Como seguramente hayas escuchado alguna vez, durante el ejercicio cardiovascular de larga duración (por ejemplo, montar en bici durante 45 minutos) se quema más grasa y esto es cierto en parte ya que, al ser un ejercicio de baja intensidad, la energía que necesitamos para esa actividad proviene principalmente de la grasa corporal pero, si al final del día has ingerido más calorías de las que has gastado en todo el día, ganarás grasa corporal.

El Entrenamiento HIIT

En cambio, si realizas un entrenamiento muy intenso, como puede ser un HIIT (entrenamiento interválico de alta intensidad en sus siglas en inglés), aunque estés menos tiempo en total (por ejemplo, 30 minutos sobre la bici haciendo cambios de ritmo a razón de 8 series de 30 segundos a tope descansado 2 minutos pedaleando suave sin olvidar un buen calentamiento y vuelta a la calma), la energía que necesitarás vendrá principalmente del ATP-fosfocreatina y el glucógeno muscular y poco porcentaje de las reservas de grasa porque la grasa requiere que la actividad sea suave para que le dé tiempo a oxidarse (utilizarse), pero, si al final del día has ingerido menos calorías de las que has gastado, perderás grasa corporal. ¿Lo ves? Lo importante es el déficit energético para perder grasa corporal.

Como has visto en el párrafo anterior, no por hacer entrenamiento cardiovascular de manera continua perderás grasa corporal si después no hay una restricción calórica, pero, si existe esa restricción calórica, te ayudará.

Lo más importante es que realices el ejercicio que realices, te guste para que sea sostenible en el tiempo y lo vayas a realizar toda tu vida. Si te gusta bailar, escoge bailar como ejercicio cardiovascular. No porque correr queme más calorías que bailar debes correr, ya que acabarás dejándolo.

Lo que no es discutible es hacer entrenamiento con cargas y entrenamiento tipo HIIT. Eso lo tienes que hacer por toda la calidad de vida que te va a aportar y porque te ayudará a perder grasa, ya que hay estímulos metabólicos que sólo se pueden conseguir por esta vía.

Lo que te recomiendo es combinar entrenamiento tipo HIIT (entrenamientos cortos de alta intensidad), con entrenamiento cardiovascular suave (por ejemplo, hacer largas caminatas) y entrenamiento con cargas (que puede ser en gimnasio con pesas o en casa con el peso corporal y unas mancuernas, TRX -dispositivo de entrenamiento en suspensión- o una mochila con libros en el interior y unas garrafas de agua). Lee detenidamente el libro y aprenderás cómo combinar estos tipos de entrenamiento de manera eficiente y alcanzar tus objetivos.… Seguir leyendo

Osteopatía: ¿De qué se trata?

El método de Andrew Taylor Still viene a constituir el colofón de las manipulaciones, ya que en cierta manera todas son osteopáticas. Lo que este médico osteopático quiso demostrar con sus innovaciones es que el problema de las deformaciones óseas, de columna en especial, no se debían a contracciones musculares o espasmos, sino a la debilidad de los músculos antagonistas. Las articulaciones por tanto se dislocarían no tanto por la presión que los músculos hacen sino por la debilidad de los músculos que debían actuar en oposición.

Lo importante en la terapia osteopatica era realizar una serie de pruebas a los pacientes, algunas tan novedosas como hacer ingerir un determinado alimento, causante de malestar o reacciones alérgicas, y comprobar cómo le afectaba al sistema muscular. Este mismo principio se aplicaba a las prendas de vestir, el alcohol, el tabaco y hasta los perfúmes. Andrew Taylor Still trataba de demostrar que muchas patologías en la postura y, consecuentemente, su deformación articular eran debidas no solamente a hábitos inadecuados sino al contacto con una larga serie de sustancias o alimentos. Algo en lo que nadie se había puesto a pensar con anterioridad.

También hizo indagaciones en los métodos orientales que hablaban del Ki o canales energéticos, descubriendo que efectivamente tenerlos en cuenta, junto con el resto de convencionales. Ello implicaba que antes de someter al paciente a manifestaciones era vital e imprescindible realizar una larga serie de pruebas. La osteopatía trataba de ser un compendio entre la mayoría de las terapias existentes, no quitando la razón a ninguna, sino uniéndolas entre si.

Las pruebas osteopáticas en el paciente

La osteopatía, en esencia, lo que busca es la causa del desequilibrio muscular y para ello somete a una larga serie de pruebas a los pacientes. También lo que pretende es averiguar cuáles son las zonas débiles, aquellos músculos que por diversas causas no cumplen su misión, bien de contraerse o bien de oponer la adecuada resistencia. Se piensa que los dolores de cabeza están causados por los músculos (el “síndrome de raíz cervical” sería una de estas causas) que la soportan, pero se piensa más en rigideces que en distensiones. Lo que parece cierto es que si bien existen músculos que se ponen rígidos, en contractura perenne, están así porque existen otros que están debilitados y distendidos. Por decirlo de otro modo, no pueden existir dos músculos antagónicos en contractura simultánea.

Para aislar las partes débiles, tan importante es chequear las contracciones como encontrar las desviaciones o distorsiones. Una vez localizadas, es el momento de aplicar algunas de las terapias reconocidas, como pueden ser la quiropráctica o los métodos orientales. En la primera parte de este libro el lector encontrará algunos métodos de exploración para averiguar dónde radican los problemas y cómo realizar las pruebas. Tampoco hay que olvidar las técnicas orientales que relacionan los músculos con los órganos internos y de cómo una patología concreta, una disfunción hepática, por ejemplo, puede causar importantes dolores musculares en zonas muy alejadas del hígado.… Seguir leyendo