Cómo entrenar para perder la grasa que te sobra

Se trata de una pregunta que me realizan a diario por redes sociales, por lo que es la cuestión que hoy vamos a debatir. Antes de comenzar a entrenar mi recomendación es que realices una prueba de esfuerzo y una analítica de sangre para garantizar que todo está bien para poder empezar a entrenar sin poner en riesgo la salud.

¿Cuál es el mejor entrenamiento para perder grasa corporal?

Lo primero que hay que dejar claro es que para perder grasa corporal hay que estar en déficit energético, es decir, que las calorías ingeridas sean inferiores a las que gastamos en nuestro día a día. Dichas calorías deben provenir de alimentos saludables. ¿Por qué digo esto? Porque muchas personas confunden quemar grasa durante el ejercicio con la pérdida de grasa total que ocurre en el día. Así pues, el primer punto que debes tener en cuenta es que debemos cuidar siempre nuestra alimentación si queremos perder peso. Otro consejo que te puede ir muy bien en este sentido, es el uso de quemadores de grasa. Desde aquí, solo recomendamos quemadores de grasa naturales, como los que puedes ver en www.topquemadoresdegrasa.com/naturales, pues contienen ingredientes naturales y no tienen efectos secundarios. Estos quemagrasas te ayudarán a potenciar la quema de grasas activando el metabolismo.

Son cosas diferentes y te lo voy a explicar de manera sencilla. Como seguramente hayas escuchado alguna vez, durante el ejercicio cardiovascular de larga duración (por ejemplo, montar en bici durante 45 minutos) se quema más grasa y esto es cierto en parte ya que, al ser un ejercicio de baja intensidad, la energía que necesitamos para esa actividad proviene principalmente de la grasa corporal pero, si al final del día has ingerido más calorías de las que has gastado en todo el día, ganarás grasa corporal.

El Entrenamiento HIIT

En cambio, si realizas un entrenamiento muy intenso, como puede ser un HIIT (entrenamiento interválico de alta intensidad en sus siglas en inglés), aunque estés menos tiempo en total (por ejemplo, 30 minutos sobre la bici haciendo cambios de ritmo a razón de 8 series de 30 segundos a tope descansado 2 minutos pedaleando suave sin olvidar un buen calentamiento y vuelta a la calma), la energía que necesitarás vendrá principalmente del ATP-fosfocreatina y el glucógeno muscular y poco porcentaje de las reservas de grasa porque la grasa requiere que la actividad sea suave para que le dé tiempo a oxidarse (utilizarse), pero, si al final del día has ingerido menos calorías de las que has gastado, perderás grasa corporal. ¿Lo ves? Lo importante es el déficit energético para perder grasa corporal.

Como has visto en el párrafo anterior, no por hacer entrenamiento cardiovascular de manera continua perderás grasa corporal si después no hay una restricción calórica, pero, si existe esa restricción calórica, te ayudará.

Lo más importante es que realices el ejercicio que realices, te guste para que sea sostenible en el tiempo y lo vayas a realizar toda tu vida. Si te gusta bailar, escoge bailar como ejercicio cardiovascular. No porque correr queme más calorías que bailar debes correr, ya que acabarás dejándolo.

Lo que no es discutible es hacer entrenamiento con cargas y entrenamiento tipo HIIT. Eso lo tienes que hacer por toda la calidad de vida que te va a aportar y porque te ayudará a perder grasa, ya que hay estímulos metabólicos que sólo se pueden conseguir por esta vía.

Lo que te recomiendo es combinar entrenamiento tipo HIIT (entrenamientos cortos de alta intensidad), con entrenamiento cardiovascular suave (por ejemplo, hacer largas caminatas) y entrenamiento con cargas (que puede ser en gimnasio con pesas o en casa con el peso corporal y unas mancuernas, TRX -dispositivo de entrenamiento en suspensión- o una mochila con libros en el interior y unas garrafas de agua). Lee detenidamente el libro y aprenderás cómo combinar estos tipos de entrenamiento de manera eficiente y alcanzar tus objetivos.